El Ministerio del Interior quiere estrechar aún más el control en materia de tráfico y circulación que ha establecido para el estado de alarma en todo el territorio nacional.

Por ese motivo, una Orden Ministerial ya en vigor concreta las actividades de transporte que estarían excluídas de nuevas restricciones a la circulación por considerarse esenciales para continuar garantizando el abastecimiento a la población.

Las excepciones son, entre otros, el transporte sanitario y medicamentos, la distribución de alimentos, la recogida de residuos urbanos, el movimiento de materiales fundentes, combustibles, productos agrícolas, ganaderos y pesqueros, sus insumos, sus equipos y maquinaria y sus residuos.

De igual manera, también podrán transitar mercancías perecederas como frutas y verduras frescas, que, en todo caso, deberán suponer al menos la mitad de la capacidad o volumen de carga útil del vehículo, productos de limpieza e higiene, vehículos de Correos, así como otros vehículos que se estimen oportunos para el suministro de bienes y servicios esenciales.

Con esta nueva norma se persigue el objetivo de evitar dudas acerca de la inclusión de los vehículos destinados al desarrollo de determinadas actividades esenciales que no se mencionan de forma expresa y facilitar tanto la realización de dichas actividades como la labor de los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad.