El Boletín Oficial del Estado ha publicado el Real Decreto-ley 26/2020, que hace obligatorias en España las recomendaciones de la Agencia Europea de Seguridad Aérea para la seguridad de pasajeros y tripulaciones en el ámbito del Covid-19.

El Gobierno incorpora así al ordenamiento jurídico español las directrices operacionales del protocolo de seguridad por el coronavirus emitidas por EASA, que serán de carácter obligatorio en los aeropuertos españoles y para las compañías aéreas que operan en ellos.

Las medidas se aplicarán a los gestores de los aeropuertos situados en territorio español, a las compañías aéreas que operen en los mismos y a las empresas que desarrollen servicios auxiliares en los aeropuertos, así como a los pasajeros.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea será el organismo responsable de la supervisión y el Comité Español de Facilitación del Transporte Aéreo se ocupará de la coordinación entre los actores involucrados para la adopción de las futuras enmiendas que puedan proponerse, así como en la edición de material-guía que facilite su aplicación.

De esta forma, se podrá llevar a cabo un mejor seguimiento de las medidas recomendadas para verificar su cumplimiento, minimizando el riesgo de transmisión para volar en condiciones adecuadas de seguridad sanitaria.

La norma incorpora una serie de medidas orientadas a facilitar la recuperación gradual y segura del sector del transporte aéreo, pero también para la flexibilización del alquiler de aeronaves, con o sin tripulación, para la extinción de incendios, búsqueda y salvamento, o la adaptación del concepto de aeronaves no tripuladas al de la normativa de la Unión Europea.