Autovía A8 a su paso por Cantabria

Autovía A8 a su paso por Cantabria.

El mantenimiento y la construccion de antiguas y nuevas carreteras españolas contará con una inversión en 2015 de 2.000 millones de euros, que permitirán finalizar grandes ejes como la Autovía del Cantábrico, la del Mediterráneo, la Ruta de la Plata y la A15, en Soria.

Así lo ha asegurado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la apertura del último tramo de la Autovía del Cantábrico (A8) a su paso por Asturias, que ha tenido lugar este martes 3o de diciembre.

De la partida de 2.000 millones que se destinarán a estas infraestructuras, 1.156 millones de euros se destinarán a nuevos proyectos y 935 millones a conservar los ya existentes.

En este sentido, el año que viene se inaugurará el tramo Benavente-Zamora de la Ruta de la Plata, la A7 en Granada y la A15 en Soria.

Autovía del Cantábrico

El tramo de la A8 a su paso por Asturias inaugurado este martes, que comprende los 4,2 km entre los enlaces de Unquera y La Franca, completan la comunicación por vías de alta capacidad a lo largo de 530 km de la cornisa cantábrica, entre La Coruña e Irún.

Se pone así fin a 25 años de obras de esta autovía en Asturias, que se encuentra ya prácticamente finalizada y que sólo tiene pendiente de abrir, previsto en octubre de 2015, los 25 km que separan Torrelavega de Solares, en Cantabria, aunque los conductores ya tienen la posibilidad de dirigirse por autovía hacia Bilbao a través de Santander.

Actualmente, 12.575 vehículos circulan diariamente por la N-634 correspondiente al tramo asturiano que hoy ha sido inaugurado.

El presupuesto de la obra entre los enlaces de Unquera y La Franca ha sido de 58 millones de euros, cantidad que asciende a 64 millones de euros al sumarle el coste de redacción del proyecto, el importe de las expropiaciones y la asistencia técnica para el control y vigilancia de la obra.