Instalaciones del aeropuerto alaves de Foronda

A pesar de tener un horario reducido de operaciones, el aeropuerto de Foronda, acumula un crecimiento del 23% en los primeros siete meses de 2014.

Así lo señala en respuesta al portavoz socialista de la comisión de Fomento en el Congreso de los Diputados, Rafael Simancas, que preguntó por escrito al Gobierno por la relación entre la caída de los tráficos en los aeropuertos españoles, la subida de las tasas y las restricciones horarias impuestas en algunas instalaciones.

El Ejecutivo afirma en su respuesta que las tarifas aeroportuarias «no son un elemento determinante para el desarrollo de nuevas rutas o para la consolidación de las ya existentes» y que «no existe una relación directa entre el aumento de tarifas y la disminución» de los tráficos.

En este sentido, añade que las aerolíneas toman sus decisiones sobre el destino de sus vuelos en función de «sus criterios y políticas comerciales«, en las que impactan sobre todo factores como la existencia o no de ayudas, los acuerdos con las administraciones públicas o la «marcha general de la economía«. «No son las tarifas aeroportuarias el factor que determina la decisión», insiste.

Adecuarse a las solicitudes

En cuanto a la restricción de los horarios operativos implantada en algunos aeropuertos españoles de menos de 500.000 pasajeros que eran deficitarios, el Gobierno recuerda que la intención es «incrementar la eficiencia y la productividad» de la empresa Aena, adecuando la oferta de servicios a la demanda real existente.

«Por tanto, la demanda de vuelos no tiene que verse afectada ni condicionada por la medida, ya que lo que se ha hecho es ajustar los horarios de los aeropuertos incluidos en el Plan de Eficiencia Aeroportuaria a los requerimientos de operaciones que realmente solicitan las compañías aéreas«, concluye el Gobierno.

Un ejemplo singular de este ‘Plan de Eficiencia Aeroportuaria’ lo constituye el aeropuerto alavés de Foronda, cuarto aeropuerto nacional por volumen de carga movida que acumula en 2014 un crecimiento del 23% en los primeros siete meses, que tiene un horario restringido de operaciones de 12 horas y el PIF suspendido desde hace más de un año, lo que ha supuesto la pérdida de realizar varias operaciones en los últimos meses.

El Gobierno vasco ha reiterado en varias ocasiones a Fomento el interés en gestionar el PIF del aeropuerto vitoriano, sin haber obtenido ninguna respuesta al respecto.