El PSOE y Unidas Podemos han registrado una enmienda en el proyecto de modificación de la LOTT para dedicar todos los ingresos derivados del uso o explotación de las áreas de servicio y otros elementos de la carretera a financiar la conservación y explotación de la red de carreteras del Estado.

La propuesta, que aprovecha el proceso parlamentario de modificación de la LOTT en materia de infracciones contra la morosidad en el transporte de mercancías por carretera, contempla cambiar la Ley de Carreteras para que los derechos económicos generados por las áreas de servicio se puedan utilizar para financiar servicios y obras de conservación y explotación y que, además, puedan generar crédito que podría utilizarse en otros ejercicios.

En concreto, la medida se refiere al uso o explotación de áreas de servicio y otros elementos funcionales de la carretera, como servicios de restauración en áreas de descanso, aparcamientos con servicios de seguridad y control de vehículos, o incluso instalaciones de Ibra óptica para posibilitar la circulación de vehículos autónomos.

Así mismo, la iniciativa también se inserta en un momento en que parece que el Gobierno está decidido a instaurar un sistema de pago por uso en las vías de alta capacidad del país, tal y como se ha comprometido en el Plan de Recuperación enviado a la Comisión Europea la semana pasada.

De igual modo, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana también impulsa un nuevo modelo de conservación de la red viaria, que separa de forma expresa los gastos e ingresos del contrato.

En una red viaria tan densa como la española, cobra especial relevancia la financiación de su conservación, máxime cuando el país es uno de los que menos recursos dedica de toda Europa a este elemento crítico para la seguridad vial, según un reciente estudio de la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras.