El Puerto de Bilbao bate su récord en número de contenedores

El Grupo CLH invertirá 17 millones de euros en la construcción de la primera fase de una nueva instalación de almacenamiento de combustibles en el puerto de Bilbaosegún ha explicado el presidente de la compañía, José Luis López de Silanes.

El proyecto se desarrollará en dos fases; durante la primera se construirán ocho nuevos tanques, con una capacidad total de 123.200 m³ posteriormente, en una segunda fase, se instalarán tres tanques adicionales con una capacidad de 114.000 m³. En total, la capacidad de la instalación será de más 237.000 m³.

CLH construirá un poliducto de un kilómetro que discurrirá por terrenos portuarios para conectar la nueva instalación con la estación de bombeo existente.

Esta conexión facilitará la recepción y expedición de productos petrolíferos por buque tanque, de la instalación de almacenamiento de Santurce u otras empresas logísticas.

Las obras se iniciaron en 2013 con la precarga de los terrenos, y en estos momentos se están realizando los trabajos de obra civil para la construcción de esta nueva infraestructura, siendo la fecha prevista de puesta en marcha de la instalación el primer semestre de 2015.

Otras inversiones

El Grupo CLH ha realizado en el País Vasco inversiones de cerca de 86 millones de euros durante el periodo 2007-2013, que han permitido preparar sus infraestructuras para atender las necesidades de suministro de combustibles en la Comunidad en la próxima década.

Entre los proyectos desarrollados destaca la construcción de una nueva instalación de almacenamiento en Santurce, que ha supuesto una inversión más de 67 millones de euros. 

La instalación está situada sobre una parcela de 125.000 metros cuadrados y cuenta con 17 tanques de almacenamiento, con una capacidad de total de 209.000 metros cúbicos.

Además, CLH Aviación invirtió 4,2 millones de euros en una nueva instalación situada en el aeropuerto de Bilbao que ha permitido mejorar el suministro de combustible en el aeropuerto. 

Esta instalación cuenta con una capacidad de 2.114 metros cúbicos repartidos en seis tanques, equipos de bombeo filtrado y medición y un cargadero automatizado que permite la carga simultánea a dos operadores de puesta a bordo.

Por otro lado, la compañía también invirtió 1,5 millones de euros en la adaptación de sus infraestructuras para la recepción, almacenamiento y expedición de biocarburantes.