El grupo HAM ha incorporado 11 nuevas unidades de Gas Natural Licuado de Scania a su flota. El fabricante ofrece un motor de gas de 13 litros y 410 CV, adecuado para su uso en el transporte de larga distancia y en la construcción, aunque también en entornos urbanos por lo silencioso que resulta.

Por su parte, el motor de gas de nueve litros, también muy silencioso, permite reducir las emisiones al mismo tiempo que aporta potencia y autonomía suficientes para cubrir las necesidades del transporte urbano y suburbano. En este caso, está disponible en 280 y 340 CV.

Los conductores han recibido formación sobre conducción eficiente y segura para obtener el máximo rendimiento de estos camiones, reducir el consumo de combustible y conocer los sistemas de seguridad de los vehículos.

Estas 11 unidades se suman a otras dos compradas hace un año y preparadas para el transporte ADR, que recorren 15.000 kilómetros al mes subiendo al Valle de Arán. De hecho, toda la flota del grupo está compuesta por vehículos propulsados por GNL y GNC.

En el año 2000, incorporó sus primeros vehículos de gas, que tuvo que adquirir en Estados Unidos, lo que supuso la puesta en marcha de su propia estación de servicio para realizar distribución en Cataluña. Hoy en día, cuenta ya con 90 tractoras propulsadas por este combustible.

En el caso de los camiones de la marca sueca, funcionan con metano, lo que significa que se puede utilizar indistintamente biogás o gas natural, sin ninguna adaptación. Este cambio hacia vehículos de biogás es la forma más fácil de pasar de un modelo de transporte de combustibles fósiles a uno libre de ellos.