El mayorista español de alimentación, integrado en el grupo estatal chino Bright Food desde 2015, ha firmado el contrato de ocupación del módulo B completo, de la plataforma logística Casablanca, ubicada en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz.

Con una superficie de prácticamente 21.000 m² de superficie logística, esta nueva instalación se integrará en la infraestructura logística del mayorista que comprende cinco plataformas logísticas y otras 15 de crossdocking.

Está previsto, dentro de las obras de adaptación de la infraestructura que ahora comienzan, la incorporación de cámaras frigoríficas, tanto de frío positivo como negativo para el almacenamiento de producto congelado.

Desde esta nueva instalación, se dará servicio a los supermercados, así como a los clientes mayoristas que Miquel Alimentació Grup tiene en la zona centro.

Tras esta operación, quedan ahora disponibles en Casablanca un total de tres módulos, con una superficie total de 15.000 m2.

En enero, Rockspring alquilaba a Calidad Pascual una superficie de 11.220 m² en la plataforma logística Casablanca, en una operación que, como en la actual de Miquel Alimentació, contó con el asesoramiento de la consultora madrileña Proequity, por la que el grupo de Aranda de Duero se convertía en el primer inquilino de la plataforma.

La plataforma logística Casablanca desarrollada inicialmente por Inversiones Montepino, sobre un suelo de 84.968 m² de los que 47.500 m² corresponden a superficie alquilable que se articula en dos naves independientes de 27.000 m² y 21.000 m² respectivamente, se empezó a construir en enero de 2015, en lo que entonces fue el primer desarrollo a riesgo de una plataforma logística ejecutado en Madrid desde 2007.

Situada en el principal núcleo de las operaciones logísticas y de distribución de Madrid, a 20 km de la capital y a 10 km del aeropuerto de Barajas, fue el primer parque logístico en España en conseguir la certificación LEED Green Building.