PSA fabricará los vehículos comerciales ligeros de Toyota para su venta en Europa

El proyecto permitirá reducir los costes de aprovisionamiento de las fábricas españolas.

El Grupo PSA iniciará esta semana las obras de su nueva planta de Marruecos, que estará ubicada en la Zona Franca de Kénitra, en Rabat, según ha informado El Faro de Vigo. Los trabajos comenzarán con los movimientos de tierras, que durarán unos seis meses, y se espera que para febrero de 2017 se inicien las primeras estructuras de la fábrica.

El arranque de actividad está programado para 2019, con una producción prevista para el primer año de 90.000 vehículos, aunque la planta tiene capacidad suficiente para más de 200.000 coches al año.

Asimismo, con el objetivo de facilitar la exportación de los automóviles y de los componentes de los proveedores que se instalen alrededor de la fábrica, el gobierno magrebí construirá un puerto en Kénitra, cuya finalización está prevista para 2021.

Con una inversión prevista de más de 550 millones de euros, el centro estará especializado en vehículos de los segmentos B y C, así como en los nuevos modelos low-cost.

Menores costes laborales

La instalación de la nueva planta viene condicionada por los menores costes laborales de hasta un 73% inferiores a los europeos, y a una serie de ventajas fiscales a las empresas, como un impuesto de sociedades del 0% durante los cinco primeros años de vida de la empresa y del 8,75% durante los siguiente 20 años o la simplificación de los trámites aduaneros.

Además, la instalación del Grupo PSA en la nueva zona franca de Kénitra está movilizando a los principales fabricantes de componentes de todo el mundo, con inversiones ya comprometidas en esta región. De hecho, uno de los objetivos es que más del 80% de las piezas y componentes que se monten en esta planta sean de fabricación magrebí.

Este nuevo parque de proveedores contribuirá a reducir los costes de aprovisionamiento de las fábricas españolas, en especial la de Madrid debido a su mayor cercanía. Por otro lado, ya hay proveedores gallegos o de capital extranjero que están preparando su desembarco en Kenitra para suministrar componentes y servicios a PSA.