El Grupo PSA ha renovado por completo la base de la plataforma EMP2 sobre la que se fabrican las nuevas generaciones del Peugeot Partner, Citroën Berlingo y Opel Combo.

Estos modelos se montan en las plantas de la localidad pontevedresa de Vigo y el municipio portugués de Mangualde para las marcas Peugeot y Citroën, mientras que por primera vez la fábrica española también va a montar vehículos de la plataforma Opel/Vauxhall.

Con el fin de hacer frente a la demanda que se espera para las diferentes variantes de la nueva plataforma, PSA ha introducido un tercer turno desde abril en Mangualde, planta que de este modo suma 225 empleados, así como de un cuarto turno desde junio en Vigo, que así llega a los 900 empleados.

Las dos plantas del Polo Industrial Ibérico de PSA han puesto a punto sus líneas de producción para poder dar salida a las Peugeot Partner, Citroën Berlingo y Opel Combo, que incluyen nuevos equipamientos, un mayor nivel de seguridad, confort y adaptabilidad, con cabinas más espaciosas, mayor carga útil y longitud de carga incrementada, entre otros aspectos.

La plataforma ofrece una amplia elección de carrocerías con diferentes variantes de carga útil, que va desde los 650 kg a los 1.000 kg), de longitud, que oscila entre los 4,40 y 4,75 metros, de número de plazas y equipamiento, con posibilidad de incorporar, entre otros aspectos, trampilla para cargas largas, trampilla superior para escaleras, iluminación incrementada en la zona de carga o toma de 220 V.