estibadores del puerto de Algeciras

Será preciso tener una experiencia laboral en la competencia profesional que se quiere acreditar de tres años con un mínimo de 2.000 horas trabajadas.

El Consejo Internacional de la Estiba, IDC, ha realizado un balance positivo de su actividad sindical en el ejercicio 2018, que ha terminado con más de 110.000 estibadores afiliados. Además, se está negociando con otros trabajadores de Reino Unido, Panamá, Corea y Argentina.

A lo largo del año, desde su posición ha contribuido a la resolución de los conflictos con los trabajadores de Portugal, Chile o Argentina, además de apoyar a los estibadores españoles en su negociación con la patronal y el Gobierno.

En 2019, sus esfuerzos se centrarán en el apoyo internacional a los trabajadores de Suecia, que se enfrentan a la negativa de las autoridades a contar con representación sindical del IDC o sus afiliados. A mediados de febrero, está previsto un encuentro de los principales sindicatos para tomar decisiones.

Respecto a la automatización, el Consejo Internacional de la Estiba siempre se ha posicionado a favor del avance de la tecnología, pero considera que la robotización en las terminales portuarias no es sinónimo de rentabilidad e implica la pérdida de empleos.

De hecho, las terminales automatizadas ofrecen un menor movimiento por hora que las que utilizan el factor humano como fuerza de trabajo. Por ello, desde el IDC seguirán luchando para preservar los miles de empleos que dependen de la carga y descarga de mercancías, y combatirán cualquier ataque al sector.

Asimismo, han reclamado que no se permita la entrada de multinacionales extranjeras en el sector que ostenten más del 50% de la inversión en un enclave. Piden limitar al 49% la capitalización máxima de una empresa extranjera para evitar el control de los puertos europeos por compañías foráneas.

Más formación y seguridad

La salud laboral y la seguridad en los puestos de trabajo siguen siendo también claves en su trabajo diario. En la última Asamblea de la Zona Europea se analizaron diversas herramientas para ayudar a los estibadores en su trabajo y se estudiaron las diferentes perspectivas laborales de los estibadores.

La Internacional de la Estiba propone también la puesta en marcha de programas de formación on-line, tanto en materia de derechos profesionales como en la propia labor de estiba y desestiba, con el fin de alcanzar la cuota de mortalidad y accidentabilidad cero.

La próxima Asamblea General se celebrará en el último trimestre de 2019, probablemente en Senegal, como muestra de apoyo a los estibadores africanos, que conviven con una falta de condiciones laborales dignas y, en muchos casos en condiciones de extrema pobreza.