El mar Mediterráneo ha sido una ruta marítima y comercial esencial durante milenios, que en la actualidad alberga 87 puertos de diversos tamaños y características que abastecen a mercados locales, regionales e internacionales.

Sin embargo, la pandemia de la Covid-19 ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de las redes marítimas, la eficiencia de los puertos y la conectividad del interior del Mediterráneo ante situaciones de crisis.

En vistas de la situación generada por la pandemia de la Covid-19 en el transporte marítimo, la UpM y la Asociación MEDports han celebrado un seminario para debatir cómo mejorar la sostenibilidad de los puertos de la zona e impulsar su recuperación.

El objetivo es mantener abiertas las cadenas de suministro en todo momento, garantizando un flujo de comercio marítimo. Por ello, se deben aplicar nuevas soluciones en la cuenca mediterránea para avanzar en la transición ecológica y renovar las cadenas logísticas regionales mediante el desarrollo de las Autopistas del Mar.

También es importante apostar por la deslocalización y re-regionalización de algunos sistemas productivos, y por último, por la mejora de las competencias y calificaciones para hacer frente a todos estos cambios.

Además, se ha hecho un llamamiento a que gobiernos de toda la región apoyen el intercambio e implementación de buenas prácticas entre transportistas, puertos y operadores de transporte.

La capacidad de recuperación implica que los puertos, y las organizaciones que dependen de ellos, puedan adaptarse a las condiciones cambiantes y reanudar sus actividades con más intensidad que antes. La pandemia podría representar una oportunidad para que el sector cambie la forma de funcionar con el fin de contribuir eficazmente a una mayor resiliencia sistémica.