Camiones retenidos por el temporal de viento y nieve

La limitación al tráfico de camiones por el temporal en las vías de alta capacidad afecta a la A-23 y la A-2.

El temporal Gloria ha seguido afectando a este y al centro de la península ibérica con una virulencia que ha tenido escasos precedentes.

La nieve y el viento, además de afectar a las comunicaciones por mar en el Mediterráneo, también ha supuesto alteraciones en el tráfico de mercancías por carretera, dado que múltiples carreteras han resultado cortadas, especialmente la A-2 en la provincia de Zaragoza, que ha estado cortada este martes, 21 de enero.

Además, esta mañana, un choque de camiones en la AP-7 a su paso por la localidad gerundense de Figueras ha supuesto el cierre de esta vía de capital importancia para la salida de mercancía hacia el resto de Europa, hasta La Junquera, durante cinco horas.

En este sentido, en Murcia, así como en otras zonas de fuerte producción hortofrutícola del levante, en vista de la llegada del temporal se adelantó la salida de mercancía para evitar sus efectos.

Pero, sin embargo, al prolongarse la situación durante los dos primeros días de esta semana, la actividad agrícola y de los exportadores de frutas y verduras se ha paralizado, algo que podría alargarse algún otro día más, durante esta misma semana, con el consiguiente parón para las empresas de transporte de la zona.

Por lo que respecta a la vialidad de la red de alta capacidad, la DGT registra este martes, 21 de enero, a primera hora de la tarde, 234 kilómetros de vías en nivel amarillo, así como otros 64 en nivel rojo. Todos ellos corresponden a la A-23 a su paso por Teruel, Zaragoza y Castellón, así como a la A-2, vías ambas en las que los camiones tienen prohibido circular en ciertos puntos.

De igual modo, en toda la red de carreteras existen tramos de vía vetados para el tránsito de vehículos pesados en Almería, Granada, Jaén, Huesca, muchas carreteras de Teruel, Zaragoza, Asturias, Cantabria, Albacete, Cuenca, Guadalajara, Ávila, León, Segovia, Soria, Alicante, Castellón, Valencia, Murcia, Navarra y La Rioja.

En total, los registros de la DGT suman 927,2 kilómetros afectados en nivel negro, 2.073,9 kilómetros en nivel rojo y 1.083,3 en nivel amarillo.