Formación para la obtención del CAP

El incremento de empleados autónomos frente a los asalariados que se ha producido en el sector de transporte profesional durante el primer trimestre de 2013 preocupa seriamente a la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) porque acentúa la indeseada “atomización” del sector.

Astic destaca que la comparativa de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2013 con respecto a los tres primeros meses del pasado 2012 indica un incremento del 3,1% del número de autónomos, hasta alcanzar las 148.200 personas, mientras que los asalariados caen un 4,2% en el sector, reduciéndose hasta los 352.700 trabajadores.

Además de intensificar la atomización, la asociación de transportistas internacionales entiende que esta situación supone un “avance de la contratación de autónomos en condiciones precarias, lo que deteriora el conjunto del sector del transporte por carretera en España”.

Por ello, anima a la Administración a tomar conciencia de la necesidad de modificar el marco legislativo, ya que el actual de módulos y cargas sociales que conlleva «favorece este trasvase«.

Ramón Valdivia, director general de Astic, advierte de que “se está sustituyendo un modelo saneado de camiones propios y contratación de empleados por otro basado en la subcontratación abusiva de autónomos, lo que deteriora los ingresos de la Seguridad Social, puesto que cotizan mucho menos que los trabajadores asalariados, y los ingresos de Hacienda, ya que cotizan a través del régimen de módulos para el IVA”.

La patronal reitera la defensa de un modelo de empresas de transporte con medios y empleados propios, que inviertan en formación y adecuación continua de sus recursos humanos y medios técnicos, “un modelo de empresa de transporte que esté siempre en la vanguardia compitiendo lealmente para dar al transporte por carretera la mejor imagen posible”.

En su opinión, con la situación actual “estos aspectos están muy lejos de ser garantizados por el modelo de subcontratación con la subvención encubierta vía módulos, enfocado únicamente en reducciones de precios” y se insta a tomar la decisión de considerar el transporte por carretera como «el sector estratégico que es para la economía española«.