La naviera francesa CMA-CGM continúa su imparable proceso de expansión iniciado ya hace unos años. Así, recientemente ha adquirido Sofrana Unilines a través de su subsidiaria ANL para mejorar su cobertura de puertos en en la zona de Oceanía, las Islas del Pacífico, el norte y sureste de Asia, el subcontinente indio y Norteamérica.

Esta operación se suma a la compra de la filial brasileña de Maersk, Mercosul Line, que se cerrará a finales de 2017  y le permitirá reforzar su oferta de servicios en Latinoamérica. También conviene destacar la integración de APL en el año 2016, que ha contribuido a mejorar los resultados financieros del grupo.

Por otra parte, en los últimos meses se ha vinculado al operador con Pacific International Lines, PIL, con sede en Singapur, cuya situación económica ha mejorado notablemente tras la venta de algunos activos y la obtención de créditos bancarios para pagar sus deudas. Sin embargo, desde la naviera afirman que no se está negociando ninguna venta.

Desde 1997, el operador ha crecido un contundente 2.800%, con 13 adquisiciones a lo largo de estos años, cinco de ellas efectuadas desde el año 2014.

evolucion-capacidad-de-cma-cgm