matriculaciones de vehiculos comerciales ligeros en septiembre de 2013

En el mes de septiembre, el segmento de comerciales ligeros ha registrado un crecimiento del 37% favorecido por la demanda de derivados de turismo, que crece casi el 45% y penalizado por la caída del segmento de pickups, que por segundo mes consecutivo, pierde peso en el mercado, cayendo un 3,2 % frente al año 2012.

El segmento de furgones también contribuye positivamente al crecimiento con una subida del 14,6%. El crecimiento del mercado, durante el acumulado año, es del 4,1% a pesar de las variaciones negativas de los segmentos pickup y furgones.

Analizando el año móvil se observa que continúa la tendencia de mejora del mercado. Por tercer mes consecutivo, mejoran las cifras acumuladas, ya que de 77.286 matriculaciones en el periodo agosto’12-julio’13, pasa a 79.353 matriculaciones en el acumulado en octubre’12- septiembre’13.

Contando con que la ampliación del Plan PIMA-AIRE cubra las solicitudes de ayuda hasta fin de 2013, se estima según la previsión de Aniacam, que el mercado en 2013 estará ligeramente por encima de los 80.000 vehículos matriculados.

Matizando estos signos positivos, debemos tener en cuenta que, el volumen de matriculaciones de vehículos comerciales de septiembre es el segundo peor resultado de los últimos 16 años, solamente superado por el de 2012, con 4.993 vehículos matriculados, en el que se dieron dos circunstancias negativas: parte de la compra de adelantó a agosto, ya que en septiembre se produjo una importante subida del IVA, y la otra parte se realizó en octubre debido a que se lanzaba el PIVE.

Los planes de ayuda PIVE y PIMA-AIRE

Los planes de ayudas a la adquisición de vehículos comerciales, PIVE y PIMA-AIRE, continúan favoreciendo la recuperación del mercado, según aseguran desde Aniacam. Ya son seis meses consecutivos de crecimiento del mercado, lo que confirma la bondad de los planes para contribuir a la mejora de la calidad del aire, reducir las emisiones de gases contaminantes y de CO2.

Además ayudan significativamente a la economía española favoreciendo la recaudación fiscal, la producción de furgonetas y un descenso en el consumo de carburante. 

Asimismo la asociación destaca que, facilitan el acceso de los autónomos y Pymes a la renovación del parque, aunque éstos siguen siendo los que tienen mayores dificultades para acceder al crédito.