En el quinto mes de 2020, el mercado español de vehículos comerciales se ha reducido un 58,6%, llegando hasta las 8.570 matriculaciones. En total, se han entregado un total de 4.823 derivados, furgonetas y pick-ups, un 60% menos que en el mismo periodo de 2019.

De ellos, 13 corresponden a derivados de turismo, que se han reducido un 86,6%, mientras las furgonetas han caído un 62,8% hasta las 4.128 unidades. Por su parte, las entregas de pick-ups han anotado un descenso del 19,1%, con 682 vehículos. En mayo, la marca más vendida ha sido Dacia, con 945 unidades.

En cuanto a la demanda de furgones y camiones ligeros, ha caído un 56,8% hasta las 3.747 unidades, destacando la caída del 46,8% en los comerciales ligeros de menos de 2,8 toneladas, con 943 unidades.

Además, las matriculaciones de furgones de más de 2,8 toneladas y menos de 3,5 se han reducido un 59%, con 2.296 unidades, y las de camiones entre 2,8 y 3,5 toneladas, han caído un 60,5% hasta las 508. En el segmento de los furgones y camiones ligeros, la marca más vendida ha sido Renault, con 543 unidades.

Desde enero, las entregas de comerciales han llegado a las 46.677 unidades, un 51,2% menos. En el segmento de los derivados, furgonetas y pick-ups, la cifra ha sido de 26.815 unidades, lo que representa una caída del 53,4%.

Así, los derivados se han reducido un 75% hasta los 96 vehículos, mientras las matriculaciones de furgonetas han descendido un 54,5% hasta las 23.962. Mientras, las pick-ups han retrocedido un 37,4% hasta las 2.757 unidades.

En el segmento de los furgones y camiones ligeros, se han entregado 19.862 unidades, un 47,8% menos. Los comerciales ligeros de más de 2,8 toneladas se han reducido un 49% hasta las 4.047 unidades, mientras los furgones de entre 2,8 y 3,5 toneladas han caído un 48,3%, con un total de 12.965, y los camiones de entre 2,8 y 3,5 toneladas se han reducido en un 43,6% hasta las 2.850 unidades.

matriculaciones comerciales ligeros mayo 2020