El mercado europeo de semirremolques presentará un crecimiento de un 2,8% anual a final de 2018, gracias sobre todo a la mejora registrada en el comportamiento de los mercados británico y francés, y pese a las caídas de las matriculaciones en España y Portugal.

En este sentido, una vez que el mercado ha alcanzado el nivel óptimo de renovación de equipos, con la demanda de transporte colocada ya en niveles similares a los de antes de la crisis, las matriculaciones de semirremolques terminarán 2018 a la baja.

Frente al buen comportamiento de este ejercicio, que se coloca al nivel de años record como 2007 y 2008, las previsiones de la consultora británica Clear vaticinan un descenso de un 10% en las matriculaciones de semirremolques en todo el continente durante 2019, con un comportamiento irregular en función de cada mercado nacional que podría oscilar entre crecimientos del 2% y fuertes bajadas de un 20%.

El análisis anticipa una caída en la demanda en los tres últimos meses de 2018 en, por lo menos, nueve de los quince principales mercados de semirremolques del Viejo Continente, tendencia que anticipa el comportamiento de este segmento durante 2019, en consonancia con el comportamiento de la economía europea, que se enfrenta a un enfriamiento que no llegaría a convertirse en una recesión, a juicio de la consultora Clear.

Por lo que respecta a la industria del semirremolque, el estudio cree que está alcanzando un nivel de estabilidad en consonancia con el mercado, con una más que probable plusmarca a final de año, y que rompe la tendencia inestable del sector en los últimos años.

Así mismo, Clear también estima que el mercado europeo de semirremolques registra un quinquenio de récord entre 2017 y 2021, con cifras de matriculación y producción no registradas anteriormente.