De este stock disponible de 265.000 m², una superficie en la que un total de 110.000 m², que representan el 41,51%, se concentra en un radio de 30 a 40 km alrededor de la ciudad de Barcelona, según datos de la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield.

La superficie media contratada en los dos últimos años ha aumentado en Cataluña, llegando a los 5.600 m² sólo de almacén. También es en el área metropolitana de Barcelona donde se concentra el mayor número de espacio absorbido, con cerca de la mitad de las contrataciones de la Comunidad Autónoma.

La subida de la demanda se refleja, del mismo modo, en la tasa de disponibilidad logística que sigue corrigiéndose a la baja. Actualmente, la cifra ha descendido hasta situarse al 11,50%, mientras que en el primer trimestre de 2015 este porcentaje se situaba en el 19%, y en diciembre de 2013 llegó a superar el 24%.

Por tanto, teniendo en cuenta los últimos ritmos de absorción trimestrales, que alcanzan los 100.000 m2 de forma sostenida, el mercado logístico adolecerá de disponibilidad de espacio de calidad en el corto plazo, lo que empezará a presionar durante este mismo año las rentas al alza, según indican desde la consultora.

En lo que respecta a las rentas prime logísticas en Cataluña, estas siguen manteniéndose para aquellos inmuebles ubicados en Barcelona y alrededores, destacando la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) y el Parc Logístic de la Zona Franca.