El comercio electrónico sigue generando un efecto tractor para la demanda de suelo logístico en España. Según el informe de JLL ‘La sólida demanda y el interés inversor impulsan el atractivo del sector‘, España se encuentra entre los principales mercados europeos por tamaño, donde más ha crecido la contratación de activos logísticos, con una tasa de crecimiento del 25% anual.

La consultora calcula que en Madrid, la contratación superó los 920.000 m² en 2020, lo que supuso la cifra más alta de la serie histórica, junto al año 2018. En el centro peninsular, la segunda y tercera corona han liderado la contratación logística en 2020 en la capital, contabilizando un 80% del total, frente al 60% del año anterior.

También destaca la actividad de la tercera corona, que consiguió la mayor cuota de contratación en Madrid con alrededor de 500.000 m², con una tendencia generaliada al alquiler de plataformas XXL.

Barcelona, por su parte, ha registrado una contratación de 387.000 m² en 2020, lo que implicó un 34% menos anual debido a la falta de producto. Pese a ello, Cataluña sigue manteniendo su atractivo para los inversores y ya ha dado claras muestras de recuperación.

En este contexto, JLL estima que la oferta responderá a esta dinámica con la puesta en el mercado de más de 1,2 millones de metros cuadrados de nueva superficie logística. De ese volumen, 950.000 m² corresponderán a Madrid y 280.000 m² a Barcelona entre 2021 y 2022, por lo que continuará siendo un activo refugio de cara al futuro, con buenas perspectivas especialmente en activos de logística urbana, almacenes de última milla y microhubs urbanos.

También se anticipan incrementos en la demanda de instalaciones logísticas de uso colaborativo y otras destinadas a almacenamiento en frío, con espacios más sostenibles y humanos, con mayor foco en las personas y mayor automatización y presencia de robots.