Logistop ha celebrado recientemente un webinar sobre la revolución que supondrá el ‘microfulfillment’ para retailers y fabricantes del sector alimentario, en el que se han mostrado las diferentes tecnologías y soluciones en este ámbito, así como sus ventajas y riesgos.

Durante el evento, se ha hecho un recorrido sobre las diferentes necesidades que puede cubrir el ‘microfulfillment’, identificando cuáles son las tecnologías disponibles para cubrir los distintos tipos de negocio y de operaciones, ya sean grandes retailers de alimentación, retailers de tamaño medio, negocios de e-commerce o productores.

Todo ello, teniendo en cuenta la importancia que ha adquirido la valorización del espacio ocupado, que resulta clave en la toma de decisiones. A la hora de utilizar este tipo de soluciones, especialmente en el sector alimentario, es preciso fijarse en el factor de escala y espacio, considerando si son adaptables o no las soluciones actuales para lo que la empresa busca.

También debe tenerse en cuenta el grado de sincronización necesario entre los procesos digitales o automatizados y la parte manual. Sin duda, para alcanzar la flexibilidad que el ‘microfulfillment’ todavía no ha conseguido, falta integrar la interacción de las personas, han explicado.

La clave del éxito pasa por una innovación colaborativa, valorando los escenarios futuros para utilizar soluciones flexibles y escalables, que han de ser al mismo tiempo las más adecuadas para el negocio de entre las alternativas tecnológicas disponibles.

Además, se recomienda realizar un estudio Lean, una evaluación económica del proyecto y una evaluación estratégica multicriterio. Para que todo funcione adecuadamente, es imprescindible que el software de gestión esté correctamente diseñado y que se haya hecho una simulación de la capacidad del sistema.

Por último, desde Logistop señalan la importancia de trabajar con empresas con vocación innovadora, capacidad, compromiso, iniciativa y resistencia para poner soluciones innovadoras en funcionamiento.