Tras presentar su novedoso concepto para mejorar la distribución urbana de mercancías desde los aparcamientos de edificios de oficinas, Merlin ya ha puesto en marcha sendos proyectos con GLS y con FM Logistic en el barrio de Las Tablas, al norte de la ciudad de Madrid.

En ambos casos, la idea consiste en utilizar los aparcamientos de zonas de oficinas y centros comerciales que quedan vacíos en horario nocturno para instalar sorters que puedan montarse y desmontarse, con el fin de hacer el intercambio de mercancías y poder abordar el reparto de última milla con vehículos de combustión en horario nocturno y en unidades eléctricas en las horas de mayor circulación.

Este modelo permite abaratar la inversión logística en el reparto urbano, aunque obligará a realizar algunas modificaciones en las instalaciones, como, por ejemplo, colocar muelles de carga y descarga para que vehículos pesados puedan acceder a la zona de sorting.

De igual modo, el sistema también está pensado para resolver el problema de falta de espacio en entornos urbanos que sufren muchos operadores logísticos, al tiempo que se reducen los tiempos de entrega de los productos en servicios de última milla, se ahorra energía, se optimiza el uso de las unidades eléctricas de distribución urbana y se establecen servicios que pueden adaptarse a los requerimientos establecidos por las autoridades municipales para acceder a áreas de bajas emisiones.

Dos pilotos ya en marcha en Madrid

Los dos proyectos piloto ya en marcha, dados a conocer por la socimi en su último Capital Markets Day, utilizan las instalaciones del edificio de oficinas de la compañía en la calle de María de Portugal, junto al centro comercial de El Corte Inglés para GLS, así como de su edificio Adequa, también en el madrileño barrio de Las Tablas, al norte de la capital, para FM Logistic.

Frente al modelo tradicional de abastecimiento urbano con entregas matutinas desde instalaciones ubicadas en otros municipios del área metropolitana, el concepto de Merlin propone abastecer estas dos instalaciones con servicios nocturnos para evitar la congestión, para una vez en el almacén proceder a la desconsolidación de la mercancía que será repartida a la mañana siguiente con vehículos sostenibles desde dentro de la ciudad.