El Mosca abre su flota, compuesta por más de 1.700 unidades, a la utilización del gas natural licuado, con la incorporación de tres nuevas unidades de Scania de la serie R, que están operativas desde hace dos semanas y que permiten ofrecer servicios de transporte más limpios a grandes clientes.

Las tractoras, que incorporan contrato de reparación y mantenimiento, cuentan con un motor de 13 litros y 410 CV propulsado por GNL, que ofrece un par máximo de 2.000 Nm. y una autonomía de más de 1.000 kilómetros.

El hecho de que algunos grandes clientes, como Primark y Decathlon por ejemplo, interesados en realizar operaciones de transporte más sostenibles ha supuesto un aliciente para que la compañía murciana haya comenzado a incorporar vehículos de gas a su flota, aprovechando las bajas emisiones, así como el menor nivel de ruido de estas motorizaciones que, a juicio de la empresa de transporte, constituye una herramienta fundamental en la búsqueda de un transporte más sostenible.

Junto con la entrega de las unidades, la marca escandinava ha planteado una actividad formativa para los conductores, especialmente centrada en técnicas de conducción eficiente y de repostaje seguro, teniendo en cuenta las particularidades del GNL.