Las dificultades de la distribucion urbana

El Ayuntamiento de Chiclana, a través de su Delegación municipal de Tráfico, ha puesto en marcha un procedimiento para facilitar una tarjeta de carga y descarga a aquellos vehículos que no tienen la necesidad de poseer la tarjeta de transporte pero están autorizados a realizar esta actividad. Por ejemplo, los vehículos de menos de 2.000 kg, los transportes públicos de mercancías y los vehículos de menos de 3.500 kg, de transportes privados complementarios.

Desde la delegación de Tráfico han informado que esta medida pretende paliar el problema del colectivo de transporte que por sus características, no cuentan con la tarjeta de transporte, y aclarar quiénes pueden utilizar las zonas destinadas a las labores de carga y descarga.

La concesión de la tarjeta, que se dará a los vehículos comerciales o de transporte mixto de dos asientos, tendrá un carácter anual. 

Los interesados en la tarjeta han de pedir una solicitud a la que tendrán que adjuntar una fotocopia del DNI o del Número de Identificación Fiscal, así como una fotocopia del alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), permiso de circulación, con la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en vigor y el seguro obligatorio, el impuesto municipal de circulación del vehículo, si se abona en otro municipio, así como el recibo de haber abonado la tasa por la administración de documentos.