El embarque de 50 contendores el lunes 13 de abril señala el inicio de un nuevo tráfico entre el puerto de Gijón y Puerto Madryn, en Argentina, con objeto de prestar servicio a Industrial Química del Nalón y a su cliente, Aluar, que cuenta con una planta de producción en esa localidad argentina, y a la que la empresa asturiana viene suministrando de forma regular brea para la producción de aluminio.

Hasta la fecha el citado tráfico se realizaba bien en buques graneleros e, incipientemente, por medio de contenedores, aunque esta modalidad no podía llevarse a cabo a través de Gijón ante la falta de conexión con el puerto de destino.

Las negociaciones entre las partes, a las que se ha sumado la naviera Hamburg Süd, posibilitan ahora realizar este tráfico «de forma ambiental más rigurosa, eficiente y sostenible» y dota de mayor flexibilidad los embarques en ambos puertos.

Cabe señalar que tanto el de Gijón por su enclave urbano, como Puerto Madryn, por hallarse en un área de especial protección por la existencia de cetáceos y aves marinas en su proximidad, son especialmente sensibles a los aspectos medioambientales en sus respectivas operativas.

Criterio que ha valorado también, de forma singular, Industrial Química del Nalón, que ha transformado su cadena de suministro de modo que el volumen movido en contenedores en los últimos cinco años se ha multiplicado por diez, con lo que prevé superar este año las 30.000 toneladas, unos 1.500 TEUs, de coque de fundición, brea y naftalina movidas por este sistema a través del puerto gijonés.

Por otra parte este nuevo tráfico refuerza la apuesta de la naviera Hamburg Süd, que es muy competitiva con el continente americano donde ya está afianzada en otro tipo de tráficos como puede ser las legumbres, por Gijón.