Fontestad está llevando a cabo la reconstrucción de sus nuevos almacenes en Museros, Valencia, ya que sus anteriores instalaciones logísticas fueron arrasadas por un incendio hace once meses.

La compañía prevé que para finales de este ejercicio esté terminada la obra civil de la nueva factoría, con la disponibilidad de cámaras frigoríficas y líneas de precalibrado, y se espera que estará en servicio en la segunda mitad del 2014, según informa el periódico regional Las Provincias.

Para evitar que otro incendio pueda repetirse, las nuevas instalaciones se están construyendo implantando las máximas medidas contra incendios, incluso superando a las normativas actuales, tal y como asegura Vicent Remolí, el ingeniero que está llevando a cabo el proyecto.

Asimismo, Remolí ha explicado que la obra es totalmente diferente, tanto en materiales como en concepto, al antiguo almacén, ya que se están utilizando aislantes realmente ignífugos y se está realizando la obra sectorizando compartimentos con el objetivo de prevenir el fuego y cualquier accidente.