Contenedor plegable ZBOX de Navlandis

Próximamente, comenzarán a fabricarse las primeras unidades del producto certificado para dar servicio a la primera naviera interesada.

El contenedor plegable Zbox de Navlandis ha conseguido superar todas las pruebas estructurales especificadas en la normativa ISO-1496 y el Convenio Internacional sobre Seguridad de los Contenedores, garantizando el mismo nivel de capacidad y seguridad que los contenedores estándares.

Esto supone un gran paso para el fabricante, con sede en la localidad valenciana de Picanya, ya que podrá empezar a ser utilizado por las navieras interesadas. Gracias a su diseño, es capaz de transportar en un único paquete cinco contenedores vacíos plegados en el mismo espacio que uno normal.

La idea surgió de la necesidad de optimizar el uso de contenedores en el transporte de mercancías, ya que el 25% de los que se mueven cada año viajan en vacío, con el consiguiente impacto económico de unos 20.000 millones de dólares (18.135 millones de euros). Esto se debe a los grandes desequilibrios que existen actualmente en los flujos de las rutas comerciales, que obliga a la reposición de los contenedores vacíos.

Esta nueva tecnología permite un ahorro de hasta el 50% de los costes de esta reposición, lo que se traduce en un potencial ahorro de 10.000 millones de dólares anuales, al que se suma una reducción de hasta el 20% de las emisiones de CO2.

Próximamente, comenzarán a fabricarse las primeras unidades del producto certificado para dar servicio a la primera naviera con la que se está trabajando, que podrá ahorrarse más de 5.000 euros por contenedor al año. En el futuro, también se extenderá esta tecnología a otros tamaños de contenedor compatibles con el Zbox, se reducirán todavía más los costes de fabricación y aumentará la capacidad productiva. 

Además, Navlandis se encuentra en plena fase de captación de capital de la tercera ronda de financiación, con la que buscan alcanzar una cifra de 2,5 millones de euros, para impulsar el crecimiento del proyecto.