Stellantis comenzará a producir próximamente el nuevo Fiat Professional Scudo, que ya se fabricó de 1996 a 2016, en su planta francesa de Hordain.

Este vehículo comercial, que ahora estará disponible en versión diésel y eléctrica, se ofrecerá en configuración de furgón, combi y chasis-cabina, para adaptarse a cualquier necesidad del transporte profesional.

Basado en la plataforma EMP2, que también se utiliza para modelos como el Peugeot Expert, el Citroën Jumpy o el Opel Vivaro, su carácter modular permitirá cubrir necesidades específicas en varios mercados, adaptándose a modelos y segmentos muy diferentes.

La nueva generación de este modelo contribuirá a reducir las emisiones en las ciudades, en línea con la transición actual hacia la movilidad de cero emisiones. Los pedidos podrán realizarse a partir del primer trimestre de 2022.

A esta nueva incorporación a su oferta, se suma también el retorno del monovolumen Fiat Ulysse de alta gama, producido entre 1994 y 2002, que se fabricará igualmente en Hordain en versión térmica y eléctrica.

Stellantis sigue avanzando así en su estrategia de electrificación integral, en la que invertirá más de 30.000 millones de euros hasta 2025. A lo largo de los próximos tres años, el plan para electrificar vehículos comerciales se extenderá a todos sus productos y regiones.

Además, tiene previsto comercializar furgones alimentados con celdas de combustible de hidrógeno para finales de 2021, y de cara a 2030,  espera que los vehículos de bajas emisiones representen más del 70% de sus ventas en Europa y más del 40% en Estados Unidos.