Puerto de Gijón

El Consejo de Administración del puerto de Gijón aprobó ayer el plan de empresa 2013 que los nuevos responsables de la autoridad portuaria ha renegociado con Puertos del Estado y que anula el pactado con el anterior presidente, Emilio Menéndez, y que suponía una importante subida de las tasas.

Así, esta revisión del plan de empresa 2013 recoge una reducción de las tarifas portuarias de este año y una mejora del sistema de bonificaciones, lo que en la práctica supone reducir en un 40% el incremento tarifario de 2012. Según fuentes portuarias, los precios que regirán el año próximo supondrán un ahorro de más de dos millones de euros para los clientes de El Musel.

Según señala un comunicado del puerto, este plan se fundamenta en cuatro principios básicos: previsión conservadora de tráficos, venta de activos innecesarios, renegociación de la deuda con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y austeridad en el gasto.

Puertos del Estado también ha permitido al puerto gijonés reducir los coeficientes correctores de este año, fijados en el 1,3 (el más elevado del sistema portuario, que en la práctica supone una subida de las tasas del 30%). La tasa a la mercancía tendrá un índice del 1,20; del 1,25 la tasa a los buques y del 1,1 la tasa que se aplica al pasaje de cruceros.

Se recupera las bonificaciones

Además, también se recuperan las bonificaciones a determinadas mercancías que se había perdido este año, estableciéndose las que estaban vigentes en 2011. Así, serán bonificados los tráficos de contenedores, tráfico ro-ro, siderúrgicos, maderas, papel y pasta de papel y cereales y se añaden otros productos como el mineral de hierro, piensos y forrajes, frutas, hortalizas y legumbres, pescados congelados y refrigerados.

De esta forma, el tráfico siderúrgico tendrá bonificaciones, tanto en lo que se refiere a entrada de materias primas como a la salida de productos terminados, tanto más amplia cuanto mayor sea el tráfico que se realice. Cabe recordar que Arcelor Mittal planteó públicamente su preocupación por la merma en su competitividad que estaba provocando la política portuaria ahora modificada.

El Musel ha registrado en lo que va de año 10.797.023 toneladas de mercancía, lo que supone un 9,74% más que en el mismo período del año anterior. En agosto, sin embargo, el movimiento de mercancías fue un 10,35% menor que en el mismo mes del pasado año (982.746 toneladas frente a 1.096.164 en agosto de 2011).