Dársena de Anaga puerto de Santa Cruz de Tenerife

Dársena de Anaga en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

La aprobación del Plan Especial del puerto de Santa Cruz de Tenerife posibilitará la materialización de inversiones en la instalación por más de 200 millones de euros durante los próximos años.

Así lo ha afirmado el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Rodríguez Zaragoza, el viernes 14 de noviembre, cuando se aprobó en el pleno del Ayuntamiento este nuevo plan especial. Estas inversiones serán posible bajo la premisa de «reordenar y hacer más atractivo el frente marítimo de la ciudad con un plan de actuaciones que impulsará el crecimiento del puerto capitalino tinerfeño»

Este nuevo documento urbanístico modifica al anterior de 1995. Se espera que entre en vigor quince días después de la aprobación, tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado. Con él, se prevé que la ciudad tenga un nuevo planteamiento en la forma de acercarse al puerto.

Dársena de Los Llanos

En esta dársena, se ha cesado la actividad existente de mercancía general contenerizada y pasará a acoger tráficos de mercancía general y carga rodada con buques de menor capacidad y dimensiones, entre otros, los tráficos de mercancía general, fundamentalmente tomate, fruta y bobinas de papel, que operan en la explanada de la segunda alineación del Muelle de Ribera de la Dársena de Anaga, donde se va a desarrollar una terminal de cruceros.

Muelle de Enlace

Se destinará una parcela de 90.000 m² a su uso recreativo para albergar bares, restaurantes, canchas deportivas, etc. Además, se habilitará otra parcela de uso náutico-deportivo, con el objeto de acoger una marina que atienda el tráfico de megayates, con el objetivo de convertir el puerto tinerfeño en referencia en esa zona del Atlántico.

Por otro lado, acogerá también, en su extremo norte, un edificio en forma de ‘C’ con uso de Terminal de Pasajeros y actividades asociadas, mientras que en la plataforma situada en la zona central, donde actualmente se ubica la «Marina del Atlántico», se desarrollará el edificio para la marina.

Desde el límite con la ciudad y enlazando los edificios anteriores se establece una gran plaza como espacio público de conexión entre el puerto y la ciudad, con un aparcamiento en la zona de abajo.

Dársena de Anaga

La ordenación contempla el desarrollo de una estación de cruceros de 8.000 m² en el espacio ocupado por los tinglados y las naves existentes en la explanada de la segunda alineación del Muelle de Ribera de la Dársena de Anaga, para lo cual se ha considerado el traslado de los tráficos de mercancía general que operan en dicho ámbito a la Dársena de Los Llanos.

En general, el resto de espacios se ordenan conforme a los usos actuales admitiendo básicamente el tráfico de cruceros, el tráfico interinsular y el tráfico de carga rodada con la península.

Cueva Bermeja y Dársena de Pesca

Estas áreas mantendrán, sobre todo, un uso industrial. En concreto, en la Dársena de Pesca, el Plan contempla la ordenación de la explanada correspondiente a los nuevos rellenos, espacio no contemplado en el Plan Especial del puerto anterior, por lo que la aprobación de este Plan conlleva una mayor garantía jurídica a la hora de permitir el desarrollo de nueva actividad económica en la zona, mediante el otorgamiento de concesiones.

En este sentido, Rodríguez Zaragoza ha indicado que próximamente se implantarán en esta nueva zona una empresa italiana y otra rusa para elaboración de chocolate y galletas.