El número de portacontenedores que han sido enviados al desguace en el primer semestre de 2015 se ha reducido drásticamente con respecto a los seis primeros meses de 2014, pasando de los 107 de demolidos en el ejercicio anterior a los 47 en el presente año.

Hasta junio de 2015 solo se han retirado de la flota mundial un total de 87.500 TEUs y, según estimaciones de la consultora Drewry, el presente 2015 finalizará con el desguace de solo la mitad de los buques desguazados en 2014, mientras que está destrucción representará menos del 10% de los nuevos buques portacontenedores que se habrán implantado en las flotas.

Los propietarios de los mayores buques han preferido este año extender el ciclo de vida de sus activos por varias razones. La primera es que los precios de demolición son menos atractivos, mientras que también existe una nueva demanda para buques Panamax con los nuevos servicios regionales aparecidos en Asia.

Sin peso relevante en el comercio mundial

Aunque pueda parecer que la escasa actividad de desguace incide directamente en la sobreoferta de capacidad que experimenta el transporte marítimo de contenedores, desde Drewry recuerdan que dichas demoliciones no tienen un peso relevante en las principales rutas del comercio mundial.

Así, el desguace de los buques de menos de 6.000 TEUs podría ayudar a aliviar el exceso de capacidad en las rutas Norte-Sur, pero apenas se notaría en los comercios Este-Oeste, donde se colocan prácticamente todos los nuevos buques construidos.

Portacontenedores fletados y destruidos

El tamaño y la edad media de los buques que los operadores envían al desguace no ha variado en los últimos años, tratándose de barcos de unos 2.000 TEUs de capacidad y 23 años de edad, y no parece probable que los operadores vayan a optar a corto plazo por destruir buques con menos de dos décadas. Además, sólo hay 40 buques de 4.000 TEU que superen los 20 años de edad operando actualmente en el mundo.

No obstante, incluso si destruyeran todos los buques con más de 20 años, lo que conllevaría que la capacidad mundial se redujese en 750.000 TEUs, un 4% del total, no descendería ni un solo punto porcentual la oferta en las rutas Asia Europa. 

Por todo ello, desde la consultora indican que, si bien esperan que el desguace aumente en el próximo año, la cuestión es que el mismo no tendrá un peso muy relevante en la capacidad total del sector, debido a la gran cantidad de nuevos buques encargados y del tamaño de estos.