terminal TCL del puerto de Leixoes

Las obras previstas en la terminal concluirán en el plazo de tres años.

Tras hacerse con el control de la terminal de contenedores de Leixões, en Portugal, el grupo turco Yildirim pondrá en marcha algunas iniciativas para reforzar la competitividad del recinto portuario, que es actualmente el principal rival del puerto de Vigo en el ámbito de la pesca congelada, según recoge El Faro de Vigo.

A este respecto, está prevista la inversión de 44 millones de euros en aumentar la superficie de la explanada sur hasta ganar una capacidad de 620.000 TEUs anuales, un 26% por encima de su capacidad actual, que se sitúa en 490.000 TEUs. A cambio de esta inversión, ha logrado ampliar su concesión, vigente desde el 2000, de 25 a 30 años.

Además, a lo largo de los próximos tres años, plazo en el que concluirán las obras previstas, desplegará una ofensiva comercial dirigida a captar nuevos tráficos, para lo que ofrecerá descuentos a las navieras de hasta el 20%, según lo acordado con el gobierno luso.

Nueva terminal de contenedores

No obstante, estas medidas no lograrán solucionar la limitada profundidad de los muelles del puerto, por lo que la administración portuguesa tiene previsto destinar 320 millones de euros a la construcción de una nueva terminal de contenedores.

Con la última adquisición, el grupo turco suma siete concesiones portuarias en diferentes instalaciones de Portugal, como las de Lisboa, Leixões o Setúbal. Además, también gestiona la terminal de contenedores Ferrol Container Terminal, en el Puerto Exterior de Ferrol, lo que despierta más preocupación aún en Vigo ante la idea de una alianza para hacer descender los precios.