El Grupo Guillén ha entregado al operador valenciano de servicios logísticos ATDL dos nuevos semirremolques B-Link para conjuntos euromodulares de 25,25 metros, con los que podrán dar cobertura a un mayor número de clientes y tráficos.

Ambas unidades cumplen con todas las normativas existentes y se han desarrollado a partir de la experiencia de más de 12 años del grupo en los mercados escandinavos, cumpliendo además con los requisitos específicos del cliente para mejorar el producto.

Uno de los semirremolques incorporadores es un B-Link de lonas elevables bilateral y el otro, un B-Link frigorífico mono temperatura, con los que ATDL, que proporciona soluciones a medida en sectores como la alimentación, la gran distribución, el textil o el industrial, ya suma cuatro unidades suministradas por el fabricante.

Equipados con la última tecnología de frenado, los nuevos equipos fabricados por Guillén cuentan además con luces LED y con la tara más reducida del mercado. También incorporan un práctico mecanismo de aseguramiento del carro desplazable de los ejes, con el fin de proporcionar vehículos prácticos a los conductores y seguros para la circulación y la carga.

En esta línea, destaca el nuevo sistema de pies de apoyo delanteros por su practicidad, seguridad y robustez. Por otro lado, conviene señalar que todas las unidades y los materiales férricos incorporados han sido sometidos a un galvanizado en caliente.

Este tratamiento, donde el acero se recubre por inmersión en crisol de zinc a 450ºC provocando la reacción química entre el acero y el zinc, asegura un mejor tratamiento superficial para el acero.