ecommerce en la alimentación

Los clientes piden mejores experiencias de compra.

La nuevas tecnologías de la comunicación están revolucionando la forma en que opera el comercio minorista y el modo en que los consumidores se relacionan con tanto con los establecimientos físicos como con los marketplaces del canal on-line.

Las expectativas de los compradores están aumentando, según revela el último Global Shopper Study de Zebra Technologies, una tendencia que fuerza a todos los actores de la distribución comercial a proporcionar una experiencia de compra más fiable y personalizada que les dé a los clientes lo que quieren, cuándo, dónde y cómo lo quieren.

Para conseguir llegar al consumidor por cualquier medio, el comercio tiene que apoyarse en la tecnología para conseguir atender a este nuevo cliente omnicanal más exigente a través de sistemas de automatización del proceso de pago, convirtiendo el punto de venta en un sistema de autopago o transformando los establecimientos para la recogida de pedidos de comercio electrónico.

En este último sentido, el incremento de las ventas del canal e-commerce en Europa despierta, según revela el estudio de Zebra, un mayor interés por las soluciones de almacenamiento y las inversiones en almacenes y convierte la gestión de las devoluciones de los pedidos on-line en un uno de los principales retos para el comercio minorista.