Tras la aprobación el 8 de julio del Paquete de Movilidad por parte de la Comisión Europea, el Consejo y el Parlamento Europeo, cobra especial relevancia la función de los tacógrafos inteligentes.

Continental ya está trabajando en la segunda generación de estos dispositivos, que permitirá implementar las directrices establecidas por esta norma, como las que que rigen el cabotaje y el retorno a casa de los conductores, además de registrar los pasos fronterizos mediante un sistema de posicionamiento vía satélite.

Para el fabricante, la aprobación del Paquete de Movilidad es una buena noticia, ya que garantizará una competencia justa y una mayor seguridad en el transporte europeo. En este sentido, resulta muy positivo que sean obligatorios para los vehículos comerciales ligeros de entre 2,5 y 3,5 toneladas dedicados al transporte internacional.

Sus tacógrafos ayudarán a formular políticas que permitan abordar problemas importantes en materia de transporte, puesto que se necesitarán datos que hayan sido registrados de manera segura.

Las generaciones anteriores proporcionan la base tecnológica, mientras que la versión actual, DTCO 4.0, recibe posiciones por satélite. Además, ya se está trabajando en una nueva versión de la actual generación, la DTCO 4.1, que incorporará algunas funcionalidades del próximo DTCO 5.0 y servirá de puente hacia la siguiente generación.

El DTCO 4.1 registrará los pasos fronterizos mediante el posicionamiento por satélite y registrará los lugares en los que se cargan y descargan los vehículos. Las autoridades podrán utilizar estos datos para comprobar el cumplimiento de las normas relativas al libre acceso al mercado y el retorno a casa de los conductores.

De hecho, además de utilizar señales GPS, será una de las primeras aplicaciones industriales en admitir la señal segura del sistema de posicionamiento europeo Galileo.