El paro de transportistas perjudica las operaciones en el puerto de Bilbao

La segunda jornada de la huelga de transporte ha afectado significativamente a las operaciones en el puerto de Bilbao. Según el organismo portuario el paro de los transportistas perjudica a una parte de la cadena de trabajo del puerto, ya que los barcos entran con normalidad y los prácticos y remolcadores se mantienen en sus puestos.

Asimismo, el puerto ha indicado que los accesos no se han cerrado, por lo que cualquier empleado ha podido acceder a su puesto de trabajo. «Eso está garantizado y la Autoridad Portuaria lo va a seguir garantizando y así se lo ha garantizado a los clientes«, ha señalado el organismo.

Los transportistas acordaron la convocatoria de esta huelga indefinida para reclamar a las empresas comercializadoras del transporte la firma de un acuerdo de interés profesional como futuro marco contractual en sus relaciones laborales. Este lunes ha sido la primera de las jornadas de paro y la intención de los transportistas es mantener esta huelga indefinida, a la que están llamados alrededor de 800 transportistas.

Desde la Autoridad Portuaria han insistido en que la fuerte presencia policial tanto dentro como fuera de las instalaciones portuarias «está para garantizar que quien quiera trabajar trabaje«. En ese sentido, ha advertido de que no van a ceder y, aunque el paro «se está notando, están entrando y saliendo camiones».

En ese sentido, desde la Autoridad Portuaria de Bilbao se ha remitido un escrito a las empresas que trabajan con el puerto en el que dice que se garantiza la libre carga y descarga de mercancías por carretera y el libre tránsito de las mismas dentro del recinto portuario.

Según han indicado, se ha registrado «algún incidente sin mayor importancia» que se ha solventado y la situación es «bastante parecida a la del primer día de huelga«, de forma que la Autoridad Portuaria, con la colaboración de la Policía de la Comunidad Autónoma del País Vasco y de la Guardia Civil «está garantizando la libre carga y descarga de mercancías por carretera, y así se lo ha comunicado a los clientes del puerto«.