Autopista de peaje R5 en Madrid

El Gobierno asumirá la gestión de ocho autopistas en quiebra en 2017.

El precio medio del peaje en la red de autopistas que dependen de la Administración del Estado bajará una media del 0,4% en 2017, en el que será su segundo descenso anual en los últimos 15 años, tras la reducción del 0,6% que se aplicó al inicio de 2016.

La bajada coincide con la recuperación del tráfico en estas vías, que encadenarán este año su tercer ejercicio consecutivo de crecimiento en cuanto al número de usuarios, y con el hecho de que el Gobierno tendrá que asumir la gestión de ocho de ellas tras quebrar las sociedades concesionarias que las gestionaban.

Al cierre de los 10 primeros meses de 2016, la red de 2.250 km de autopistas españolas registra una media de 18.762 vehículos diarios, un 5,7% más que en 2015 según los datos oficiales del Ministerio de Fomento.

El incremento asciende al 7% en el caso de las ocho vías en quiebra, que oscilan entre el 3,1% que anotó la AP-36 Ocaña-La Roda y el 15,3% de la R-5 Madrid-Navalcarnero, una de las dos primeras vías que asumirá el Estado, que se ha comprometido a hacerse cargo de su gestión antes de julio de 2017.

El descenso del precio podría contribuir a que las autopistas sigan recuperando parte del tráfico perdido en los años de la crisis, ya que los volúmenes actuales están aún lejos del máximo de 23.255 vehículos diarios que el conjunto de la red registró en 2002, siendo la longitud de la red de vías de pago la mitad respecto a la actual.

En este caso, la rebaja se debe a la aplicación de la fórmula de actualización automática anual de la tasa que el sector de las autopistas pactó con el Gobierno ese mismo año, cuya principal variable es el IPC medio entre el mes de octubre de un año y el del siguiente, además de la evolución de los tráficos en relación a los previstos.