Peaje en la AP-51 de Avila a Madrid

También se plantean para 2015, descuentos en las horas valle en algunas autopistas de la red de carreteras de interés general.

La red de autopistas dependientes de la Administración del Estado mantendrá así invariable su tasa de uso en un contexto en el que la inflación se sitúa en tasas negativas y el tráfico ha comenzado este año a remontar tras siete años de caídas.

El ejercicio 2015 será así el segundo, junto con el de 2010, en el que se congele el peaje de las autopistas desde que en 2002 el sector pactó con el Gobierno la fórmula con la que anualmente actualizan los precios medios de sus peajes.

Se trata de una fórmula que tiene en cuenta el IPC medio entre el mes de octubre de un año y el siguiente y la evolución de los tráficos entre sus principales variables.

El resultado de esta fórmula, correspondiente a este año, arroja una variación al alza del 0,01%, lo que en la práctica supone mantener el precio cobrado a los conductores en 2014.

En enero de este año, el peaje de las vías de pago se encareció una media del 1,85%, lo que constituyó su segundo menor incremento desde que se aplica dicha fórmula.

Las concesionarias de autopistas de peaje siguen utilizando este sistema para calcular sus tarifas, dado que el sector quedó fuera de la Ley de Desindexación que el Gobierno aprobó el pasado año para desligar del IPC la evolución de los precios de determinados servicios y contratos.

A la congelación del peaje medio de la red de autopistas españolas, que actualmente suma una longitud de unos 2.550 km, se sumarán los descensos en el precio que Fomento pretende articular en las ‘horas valle’  de algunas autopistas a través de la consecución de acuerdos con las concesionarias, con el fin de optimizar el uso de la red de carreteras del Estado.

Desde el ministerio de Fomento se trabaja en el diseño de un ‘mapa’ de las autopistas y los puntos de la red en la que se habilitarán dichas rebajas de peaje en ‘horas valle’, y en la cuantía de los mismos, con el fin de presentarlo en «próximos meses» y que se ponga en marcha en 2015.

Esta congelación en el precio medio de los peajes, se produce después de que la red de vías de pago cierren en 2014 su primer ejercicio de aumento de tráfico desde que estalló la crisis.

En los diez primeros meses del año, las autopistas han contabilizado una intensidad media diaria de 16.743 vehículos, casi un 2% más que un año antes, según datos de Fomento.