Sindicatos y los representantes  de Unipost ha acordado ampliar hasta el próximo 3 de julio el periodo de consultas para la negociación del ERE que la compañía postal ha presentado y que en principio contempla la supresión de 500 puestos de trabajos, de un total de 2.600 empleados con los que cuenta la compañía, y la reducción de un 10% salarial en lo que queda de año y el próximo 2014 con el objetivo de ahorrar aproximadamente 13 millones de euros en costes laborales.

El responsable sindical de UGT en la compañía, Enrique Sorni, ha reconocido a cadenadesuministro.es  la complicada situación de la compañía por la fuerte competencia que hace el operador postal público y que provoca no conseguir nuevos clientes, e incluso perder algunos de los actuales, ante la imposibilidad de Unipost de competir con las tarifas ofertadas por Correos.

Con este panorama, las partes se volverán a reunir el día 2, en Madrid, y el día 3, en Barcelona, para intentar cerrar un entendimiento que proporcione viabilidad comercial a la compañía. Según Sorni, los sindicatos UGT, CCOO y USO son partidarios de alcanzar un  entendimiento que minimice al máximo los despidos y  la reducción salarial se quedase en torno al 3%.

Reducir al máximo los despidos

Respecto a los despedidos, el responsable de UGT asegura que es una situación complicada para los sindicatos y no se aventura a fijar un número concreto pero entiende que se tienen que producir bajas de trabajadores porque de lo contrario la empresa no podría reducir los costes que propone para garantizar la viabilidad. Además, recuerda que Unipost cuenta con un plantilla con un 90% de fijos por lo que hay poco margen para reducir a través de los trabajadores eventuales.

En estos momentos, señala Sorni, el operador postal privado ya está aplicando un ERE de reducción de jornada laboral del 25%, que supone dejar de trabajar 17 semanas, y que concluye el próximo 31 de diciembre. Por tanto, de aprobarse el nueve ERE, en Unipost convivirían dos expedientes de regulación de empleo.

En la actualidad, Unipost tiene una participación en el mercado postal español en torno al 12%. La familia Reventós mantiene el control del capital de la companía mientras que el grupo alemán Deutsche Post controla otro 37%.