yang-ming

La Junta de Accionistas acordó en diciembre de 2016 consolidar el capital de la empresa.

La naviera taiwanesa Yang Ming, que atraviesa una difícil situación financiera, ha dejado de cotizar en la Bolsa de Taiwán desde el 20 de abril hasta el 3 de mayo de 2017 con el fin de reducir el número de acciones en circulación en un 53,3%, según recoge la consultora Alphaliner.

La decisión llega después de la resolución aprobada en la Junta de Accionistas extraordinaria del 22 de diciembre de 2016 para consolidar el capital de la empresa y compensar 527 millones de dólares (483 millones de euros) de pérdidas acumuladas.

Así, el operador reducirá esta cantidad en su capital social, sin que la acción tenga ningún impacto en su flujo de caja ni en la distribución global entre los accionistas. Además, ha indicado que la reagrupación de sus acciones iría acompañada de una nueva inyección de capital, pero no ha revelado la identidad de los inversores, el momento de la operación o la cantidad.

A pesar de haber tenido más de cuatro meses para prepararlo, las escasas noticias sobre su plan de recapitalización han generado más preocupación sobre su situación financiera. Su objetivo es que la recuperación del mercado le permita impulsar sus beneficios de explotación, pero sus ingresos continúan siendo escasos.

De hecho, se prevé que presente pérdidas netas en el primer trimestre de 2017, ya que sus ingresos han disminuido respecto al cuarto trimestre de 2016. En este sentido, no ha podido mantener los registros positivos del mes enero, ya que tanto en febrero como en marzo ha acumulado descensos.