Puerto de Barbate de la Agencia de Puertos de Andalucía.

El Plan Director de Puertos de Andalucía contempla una mayor utilización del puerto de Barbate.

La Consejería de Fomento y Vivienda ha completado el proceso de participación ciudadana del Plan Director de Puertos de Andalucía 2014-2020 tras la evaluación de 2.315 aportaciones, «la mayor parte de las cuales han sido incorporadas total o parcialmente». Un plan que prevé una inversión de 122 millones hasta 2020.

Dentro del proyecto. se incluye un refuerzo de su cohesión con los planes regionales de ordenación del territorio, contemplando el posible desarrollo de nuevas dársenas, la existencia de una demanda acreditada de atraques en la zona y de financiación para dichos proyectos, que además deberán justificar su sostenibilidad social, económica y ambiental.

Un total de 2.315 alegaciones se han presentado en este proceso, con observaciones por parte de administraciones públicas, grupos políticos, asociaciones profesionales, concesionarios de instalaciones portuarias.

La nueva versión del Plan de Puertos será de nuevo examinada la próxima semana por la comisión de redacción.

Herramienta de planificación en el ámbito andaluz

El Plan Director de Puertos de Andalucía 2014-2020 es la primera herramienta de planificación con la que se dota la Comunidad Autónoma para puertos de su competencia, con el principal objetivo de convertir estas instalaciones portuarias en motores de desarrollo económico y creación de empleo en los municipios del litoral andaluz, incentivando las actividades que se realizan en los mismos por parte de operadores públicos y privados.

En lo que respecta a las actividades comerciales, desde Andalucía son considerados sectores en auge en los puertos autonómicos, con una gran potencialidad, «por lo que resulta necesario apoyar su desarrollo».

Las principales medidas recogidas en el plan son, en cuanto al transporte de mercancías, la mejora de acceso rodado y tratamiento del frente urbano en Garrucha y el aumento de la utilización del muelle de Barbate, Cádiz. 

Respecto al transporte de pasajeros, en su aspecto de transporte público regular, la implantación de nuevos servicios y mejora de los existentes en puntualidad, comodidad y seguridad en varias localidades y puntos estratégicos de las principales provincias. 

Soporte a actividades industriales

La Junta también cataloga los varaderos y áreas técnicas como «espacios portuarios de gran valor», puesto que sirven de soporte a actividades industriales de conservación, mantenimiento, reparación y construcción de embarcaciones.

Las principales medidas contempladas en el plan para apoyar su desarrollo son, en primer lugar, la regulación de las áreas técnicas para delimitar tres tipos de zonas en las mismas, estas son la zona de izado y botado de embarcaciones, la zona de invernada y la zona de actividades de mantenimiento, que tendrán el nivel menor de restricción.

También se prevé la implantación de nuevas áreas técnicas en la Ría del Piedras y Sancti Petri, la remodelación de las áreas existentes en Ayamonte, Adra, Garrucha y Bahía de Cádiz, así como el desarrollo de marinas secas o zonas de invernaje en Ayamonte, Mazagón, Gelves, Sancti Petri, Barbate, Carboneras y Garrucha.

Apertura de los puertos a la sociedad

Otro de los capítulos importantes del plan es la relación puerto-ciudad. Se prevén actuaciones como propuestas de ordenación únicas e independientes de los límites administrativos, concertación e incorporación del paisaje a proyectos e instrumentos de planeamiento, accesibilidad general a los servicios portuarios y al transporte público marítimo de viajeros, además de impulsar la movilidad sostenible.