Desde Anfac se ha valorado positivamente el «extraordinario esfuerzo inversor» que se ha llevado a cabo desde los ministerios de Industria, Energía y Turismo, y Hacienda, para poner en marcha el Plan PIVE 6, que contribuirá «a un mayor crecimiento del Producto Interior Bruto» gracias a sus «efectos dinamizadores» de casi 2.000 millones de euros.

De esta forma, la asociación agradece a ambos ministerios el apoyo al sector de la automoción y cifran en 700 millones de euros el impacto fiscal que tendrá el nuevo plan. Además, podría alcanzarse una reducción de 270.000 millones de toneladas de C02, como consecuencia de la compra de 175.000 vehículos con menores consumos de combustible.

En este sentido, Anfac estima que se dejarán de consumir cerca de 90 millones de litros de combustible, lo que equivale a un ahorro de 126 millones de euros.

Por otro lado, se considera que estos programas están siendo tanto «el motor en la recuperación del mercado interno», como una ayuda para acercarse a inversores extranjeros, con lo que «España tendrá una industria más potente».

Aparte de felicitar a los Ministerios de Industria y Hacienda, Anfac ha valorado positivamente la gestión realizada por el IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía.