astilleros sevilla

Ya se ha cerrado el plazo para la presentación de solicitudes para la explotación de los terrenos de los astilleros de Sevilla con un resultado de dos ofertas. La primera la realizó la compañía Sevilla Shipyard, quien realizó la oferta formalizada a la Autoridad Portuaria de Sevilla para explotar el astillero, y la segunda la sociedad Astillero de Guadalquivir.

En este marco, finalmente se han presentado dos propuestas a este proceso abierto el día 13 mayo para los proyectos con el mismo objetivo que el planteado por Sevilla Shipyard. Así, la información del Boletín Oficial del Estado indicaba que este empresa había solicitado al puerto una concesión administrativa para la reparación naval en una parcela de unos 11.000 m², así como las instalaciones ubicadas en el dique seco del puerto y un área de edificio contiguo.

A este respecto el presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Fernández, manifestaba que la citada oferta gozaba de «viabilidad técnica y financiera» e implicaría un volumen de producción «quizá menor» respecto a la anterior etapa del astillero. 

Más tarde, a principios de junio, llegaba la oferta de la sociedad Astillero del Guadalquivir, una empresa andaluza, que había hecho lo propio dentro del trámite de competencia de proyectos habilitado por la Autoridad Portuaria al ser formalizada una primera propuesta. Fernández explicaba así que era necesario «estudiar su viabilidad económica y financiera y su solvencia».

Si la Autoridad Portuaria da su visto bueno a las condiciones de la solicitud y «se estima que hay una concurrencia de competencia» entre las dos solicitudes, la Autoridad Portuaria se vería obligada a convocar un concurso público para adjudicar la explotación de las instalaciones.