scalpers tienda

Al introducir las etiquetas RFID desde el origen, se utiliza una única tecnología a lo largo de toda la cadena.

Tras ir dando tumbos desde hace más de una década en el ámbito de la gestión logística, la tecnología de RFID parece haber encontrado, de la mano de proyectos de desarrollo de grandes empresas internacionales, su punto adecuado de madurez para poder arrojar todos los beneficios para una gestión más ágil y eficaz de la cadena de suministro.

Entre los ejemplos que utilizan esta tecnología desarrollada en la Segunda Guerra Mundial se encuentran Scalpers que, tras año y medio de desarrollo, ha empezado a utilizarla el pasado mes de mayo y ahora ya la tiene prácticamente desplegada en toda la cadena que abastece a los 210 puntos de venta que tiene en nueve países.

Esta marca textil fundada en 2007 ha implantado un sistema de radiofrecuencia en toda su cadena logística que le ha permitido rentabilizar el desarrollo cuanto antes y, al mismo tiempo, simplificar procesos, con la intención de poner el foco en las ventas, reduciendo el tiempo que se emplea en tareas administrativas.

Etiquetas en origen

Para ello, la compañía ha introducido las etiquetas RFID desde el origen para que, de este modo, se utilice una única tecnología a lo largo de toda la cadena. Además, esta práctica también le permite contar con un mayor control sobre el empaquetado de las mecancías, aumentar la fiabilidad de los proveedores y mejorar la protección de la propia marca contra falsificaciones.

Posteriormente, en los centros de distribución y el transporte, la radiofrecuencia despliega toda una serie de beneficios en una amplia gama de actividades, que van desde el control de inventario, el almacenaje y las expediciones, algo que se ha traducido en mejoras de la precisión y el control de existencias, así como una mayor agilidad en las operaciones.

Por último, en las tiendas, la RFID ha aportado todo su valor tanto en ganancias de rapidez en el proceso de recepción de mercancías, como en mejoras en la localización de productos y en aumento de las ventas, con la intención de aprovechar la implantación para iniciar procesos de ‘data collect’ en sus establecimientos próximamente.

Próximos pasos

Con todo el sistema lanzado, Scalpers tiene previsto empezar a aprovechar este desarrollo para iniciar en próximas fechas servicios de entrega en tienda de pedidos de comercio electrónico, con reaprovisionamiento en los propios establecimientos, en un paso más hacia la omnicanalidad apoyado en el uso de la radiofrecuencia.