La Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores ha celebrado esta semana el XXXVI Congreso de Gran Consumo, en el que se ha puesto de manifiesto que las principales prioridades del sector pasan por el desarrollo sostenible, la digitalización y la adaptación al consumidor.

Sin embargo, en el contexto actual, los profesionales entienden que lo que más va a influir en su futuro es el aumento de los costes de las materias primas, la energía o el transporte.

En palabras del presidente de Aecoc, Ignacio González, el sector está afrontando un escenario muy complejo, en el que «las subidas de las materias primas (más de un 22%), de la energía o del transporte (el marítimo un 328%) abocan al sector a un futuro verdaderamente difícil”.

No obstante, ha querido resaltar que la cadena de valor está haciendo «un gran ejercicio de contención» para no tener que repercutir ese incremento de costes a un consumidor que atraviesa un momento difícil. La realidad, a día de hoy, es que mientras el IPC general ha aumentado un 4%, el de la alimentación solamente lo ha hecho en un 1,7%.

Nadie sabe cuánto tiempo más va a poder resistir el sector soportando esa presión, pero afrontar un escenario así solamente es posible, dice González, si se mejora la productividad y por ende, la competitividad.

Más de 900 asistentes se han dado cita en el Congreso, cuya próxima edición tendrá lugar los días 25 y 26 de octubre de 2022 en la ciudad de Santiago de Compostela.

36 Congreso Aecoc Ignacio Gonzalez

«Las subidas de las materias primas, de la energía o del transporte abocan al sector a un futuro verdaderamente difícil”, según el presidente de Aecoc, Ignacio González.