Evolucion del precio del petroleo de tipo Brent en el ultimo semestre

Tras la reciente decisión por parte de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de no reducir la producción del petróleo de forma conjunta, adoptada en las reuniones mantenidas durante el pasado jueves 27 de noviembre, el precio del petróleo ha descendido considerablemente durante los últimos días.

Concretamente, el barril de Brent, de referencia en Europa, ha arrancado el lunes 1 de diciembre cotizando a 68,47 dólares, principalmente debido al exceso de suministro de crudo en el mercado sumado al descenso de la demanda. Este precio es un 18% inferior al registrado el mes pasado y un 38% al de principios de 2014.

Esta cotización por debajo de los 70 dólares acerca el precio del barril de Brent a mínimos desconocidos desde 2009.

La reducción en la demanda europea viene motivada, entre otros factores, por la crisis económica y el aumento de la producción de gas de lutita en Estados Unidos.

El consumo aumenta en España

A pesar del descenso en la demanda que el petróleo experimenta a nivel mundial, en España ha aumentado en 2014 el consumo de productos petrolíferos, según los datos actualizados a 1 de diciembre por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

Concretamente, hasta octubre de 2014 el consumo de combustibles de automoción ha aumentado un 1,3% con respecto a los 10 primeros meses de 2014, habiendo aumentado el consumo de gasóleos un 1,8%, mientras que el de las gasolinas ha descendido un 0,8%. Además, también ha crecido el consumo de fuelóleos, querosenos y GLPs.

Texas Sweet Light

Por su parte, el Texas sweet light, de referencia en Estados Unidos, experimentó el pasado viernes 28 de noviembre un descenso del 10,23%, por lo que cerró la jornada en 66,15 dólares el barril, el precio más bajo desde septiembre de 2009.

Este desplome de 7,54 dólares en un solo día ha sido el colofón a una semana en que el precio de este barril ha experimentado un descenso del 13,54%, un total de 10,36 dólares menos que el viernes 21 de noviembre, y culmina una crisis que arrastra en los últimos meses el mercado energético.

En definitiva, los precios del petróleo han caído un 35% en los últimos cinco meses. Para luchar contra dicha situación, los países integrantes de la OPEP mantuvieron reuniones donde se debatió la reducción de la producción de petróleo, algo que finalmente no se llevará a cabo, al menos a corto plazo.

Repercusión en el combustible

Si bien todo parece indicar que el precio de los combustibles deberá descender los próximos días con motivo de estas pronunciadas caídas, la medida en que los mismos lo hagan no puede ser establecida a la ligera, pues ambos precios nunca descienden al mismo ritmo.

Así, en España por ejemplo, el precio del gasóleo, establecido en 1,241 euros la tercera semana de noviembre, es un 8,5% inferior al precio registrado en enero. Por su parte, el de la gasolina, 1,308 euros en la misma fecha, es un 7% inferior al registrado a principios de año.

Ambos descensos se han producido a un ritmo muy inferior al del 38% experimentado por el barril de Brent en el mismo periodo, habiendo descendido más de 45 dólares desde junio de este presente año.

Entre las razones por las que el precio del Brent no es tan decisorio en los precios de los carburantes se encuentran factores como la ley de la oferta y la demanda en el mercado internacional, las diferentes políticas de impuestos o el alza de los márgenes de las petroleras.