Transporte frigorífico

Tras haberse producido la inspección de las instalaciones de la Asociación Española de Empresarios de Transportes Bajo Temperatura Dirigida (Atfrie) el pasado martes y miércoles por parte de la Comisión de la Competencia (CNC), su presidente, José María Arnedo Medina, asegura que «en ningún momento, ni pasado ni presente, esta asociación ha conculcado la legislación de defensa de la competencia, por lo que presumimos que esta acción no supondrá incoación de expediente alguno«.

Así lo asegura en una carta que ha remitido a todos los asociados de Atfrie este jueves. Arnedo señala que la acción, que además de Atfrie también se ha dirigido contra Astic, Froet (Asociación de Transportistas de Murcia), Aditraem, asociación de transporte frigorífico de Murcia integrada en Conetrans y Froet, y hacia empresas del sector no asociadas a ninguna patronal, parte de la presunción «sin pruebas ni indicios» de haber fijados precios y repartido el mercado.

Por ello, en la misiva el presidente de Atfrie insiste que su asociación «ni ha participado en reuniones ni acuerdos para fijar precios o repartir mercado«. En todo caso, justifica, «sí ha convocado sus preceptivas asambleas formales y ha dedicado su esfuerzo a la información, formación y defensa del sector«. De cualquier forma, Arnedo ofrece a todos los asociados la posibilidad de contar con el servicio jurídico de Atfrie para solventar cualquier duda o matización.

Desconocimiento del por qué de la investigación

Mientras, el secretario general de la patronal, Javier de Mauricio, asegura que durante el registro de la sede en Madrid se han dado todas las facilidades a los inspectores de la Comisión para que realicen su labor y la investigación que proceda. Asimismo, reconoce que los inspectores y el organismo no han señalado a Atfrie si la iniciativa se ha debido a una denuncia de alguna empresa o cliente de transporte frigorífico o se ha producido de oficio por parte de la CNC, según las prerrogativas legales que tiene el organismo.

En todo caso, desde Atfrie se sospecha que una posible causa de la investigación puede estar relacionada con una información publicada en la que se hacía referencia a un pacto de precios en el sector en la tradicional reunión «de costes» que al inicio de cada campaña de frigos celebran los empresarios. Por ello, De Mauricio destaca que desde la asociación se solicitó un requerimiento de rectificación de dicha información, dado que no se ajustaba a la realidad con el fin de que Atfrie no se viera perjudicada en su imagen.

El secretario general insiste en que esa reunión celebrada el 5 de septiembre no fue convocada formalmente por Atfrie y, por tanto, «lo que se dijo allí por los participantes debe entenderse que se decía a modo particular y simplemente como ideas personales«. En las asambleas legalmente organizadas por la asociación «en efecto se habla de costes y precios pero siempre tomando como referencia los datos oficiales del propio ministerio de Fomento«, advierte.

Además, el responsable cree «absurdo» pensar que los transportistas frigoríficos pueden fijar precios cuando es «público y notorio que son los cargadores los que nos recomiendan las tarifas a cobrar en el inicio de cada campaña«.

Astic, colaboración plena

Por su parte, Astic también ha emitido un comunicado en el que asegura que durante la inspección llevada a cabo en su sede «todo el personal con el director general, Ramón Valdivia, al frente han colaborado plenamente y en todo momento con las labores desarrolladas por los inspectores de la CNC, facilitando el acceso a cualquier tipo de documentación e información requerida«.

Asimismo, destaca que está «absolutamente segura de haber respetado de forma escrupulosa la normativa de defensa de la competencia y mantendrá informados a sus afiliados del desarrollo de la investigación abierta por la CNC«.