Julio Gomez Pomar, presidente de Renfe

El operador ferroviario atribuye el aumento de su pérdida fundamentalmente a la subida que Adif aplicará el próximo año a los cánones que cobra a Renfe y el resto de operadores por utilizar las vías y las estaciones ferroviarias. “Sin ese importe, el resultado sería más favorable”, apuntó el presidente.

Gómez Pomar detalló que la compañía deberá pagar un importe total de 581 millones de euros a Adif en 2014 por usar las vías y las estaciones. Esta cantidad es un 16% superior a la abonada en 2013 y supera en un 58% a la de 2012.

Además, representa el 30,2% del presupuesto de gastos de explotación de la compañía para el próximo año (1.920 millones de euros, sin incluir los de personal, que suman 861 millones).

En su intervención en la Comisión de Fomento del Congreso, Gómez-Pomar subrayó que sólo la circulación de trenes Ave supondrá un gasto en pago de cánones a Adif de 446 millones de euros en 2014.

La pasada semana, durante su comparecencia parlamentaria para explicar sus presupuestos, el presidente de Adif, Gonzalo Ferre, atribuyó la subida de los cánones a la necesidad de cubrir los costes de mantenimiento de la red y recuperar las inversiones que realiza en su construcción. “Somos una empresa que con subvenciones públicas de 600 millones de euros pierde 300 millones, por ello hay que aumentar el canon para que paulatinamente pague el servicio quien lo usa y no todos los ciudadanos por vía de los presupuestos”, argumentó el presidente de Adif.

Gómez Pomar explicó este martes además que las cuentas de la compañía de cara al próximo año incluyen una provisión de 14,9 millones de euros para un expediente de regulación de empleo (ERE) de carácter voluntario, al que se espera que puedan acogerse más de 300 personas en 2014.

El presidente de Renfe asumió que aunque la previsión inicial de la compañía era que 400 empleados pudiesen acogerse este año, las circunstancias han retrasado las negociaciones del expediente.

En virtud de esta demora, la compañía desconoce si finalmente este año podrán acogerse trabajadores al ERE voluntario aunque todo ello dependerá del ritmo de las negociaciones, ha señalado en declaraciones a los medios. Gómez Pomar ha asegurado que este ERE estará abierto a todas las personas de la empresa.

Respecto a Renfe, sus cuentas para 2014 muestran un aumento de ingresos por tráfico de viajeros del 4,4%, hasta sumar 1.930 millones de euros, y una facturación por transporte de mercancía de 195 millones.

La operadora basa esta previsión en su estimación de que la demanda de viajeros de trenes de cercanías y regionales convencionales, los considerados servicios públicos y subvencionados por el Estado con un monto de 622 millones, crecerá un 1%, si bien la correspondiente al Ave Larga Distancia lo hará un 9%.

La compañía abundará asimismo en su estrategia de reducción de endeudamiento, de forma que a cierre de 2013 la deuda bajará de la cota de los 5.000 millones de euros. Confía en recortarla en 60 millones más en 2014.