LNGPac de Wartsila

El primer ferry impulsado con gas natural licuado equipará el LNGPac de Wartsila.

El primer ferry RoPax de alta velocidad impulsado con Gas Natural Licuado equipará sistemas Wärtsilä, incluyendo tanto los motores como los sistemas de almacenamiento y suministro, además del servicio técnico en el proyecto.

El buque, actualmente en construcción en los astilleros chinos de Guangzhou, ha sido encargado por la naviera sueca Rederi AB Gotland, siendo este el primer barco de su flota impulsado con GNL y el primer RoPax de alta velocidad que usará este combustible, mientras navega entre la parte continental de Suecia y la isla de Gotland.

Los sistemas Wärtsilä, permiten que el ferry de 200 m de eslora cumpla con la nuevas normas de la Organización Marítima Internacional en lo que respecta a las emisiones de NOx, así como con los límites establecidos a partir del próximo año en las áreas SECA para la reducción de las emisiones de azufre en el transporte marítimo.

También se reducirán practicamente a cero las emisiones de partículas, dada «la mínima huella ambiental del barco» debido a las soluciones del fabricante, según señalan desde la naviera.

Esta es la primera vez que Wärtsilä y los astilleros chinos colaboran en la construcción de un buque a GNL, si bien esta cooperación continuará en los próximos años ante el previsible aumento de la demanda que experimentarán las soluciones de este tipo de combustible.

Motores y servicios

Además del sistema completo de propulsión a GNL y del almacenamiento, la solución integrada de Wärtsilä incluirá servicios relacionados con la gestión, ingeniería, integración, soporte técnico y supervisión durante la instalación.

El equipamiento incluye cuatro motores Wärtsilä 50DF de combustible dual, dos cajas de cambio, dos hélices de paso variable con sistema de control remoto, dos timones Energopac, dos propulsores de túnel y cuatro de combustible dual con grupos electrógenos auxiliares Wärtsilä 20DF.

También incluye un sistema de lastre acorde con las exigencias de la OMI, que evita que el agua aceitosa se descargue en el mar.

Por otro lado, el LNGPac de Wärtsilä comprende la toma de combustible líquido de gas natural, dos tanques de almacenamiento y equipo de manipulación con los sistemas de seguridad y automatización relacionados.

La solución también incluye un sistema de recuperación de frío patentado, que utiliza el calor latente de GNL para los sistemas de aire acondicionado. Al reducir el consumo eléctrico de los compresores de refrigeración, el sistema de recuperación de frío trae ahorros operativos significativos.

El buque, que estará operativo en 2017, contará con una capacidad para 1.650 pasajeros y 1.750 metros lineales para carga ro-ro.