Chimenea de ferry en puerto de barcelona

La Autoridad Portuaria de Valencia ha comenzado a implantar medidas para la reducción de emisiones.

La ciudad belga de Amberes ha acogido el lanzamiento del Programa de Sostenibilidad Portuaria Mundial, WPSP por sus siglas en inglés, cuyo objetivo es promover los esfuerzos de los puertos en materia de sostenibilidad en el ámbito del clima y la energía, la seguridad, la gobernanza y la ética, las infraestructuras resilientes y las relaciones puerto-ciudad.

Surge de la necesidad de los puertos de dar un paso más en su compromiso con el desarrollo sostenible, tras el éxito de la conferencia que se celebró en Rotterdam, Holanda, hace 10 años, en la que 55 puertos firmaron la Declaración Mundial Portuaria del Clima C40, en la que se comprometían a luchar contra el cambio climático y mejorar la calidad del aire mediante acciones concretas.

Entre ellos, se encontraba la Autoridad Portuaria de Valencia, que nuevamente ha mostrado su compromiso con esta iniciativa y que sigue trabajando en la descarbonización progresiva de sus procesos para ayudar a mitigar el cambio climático.

Entre 2008 y 2014, ha logrado reducir un 17,31% su huella de carbono y ha incrementado su eficiencia energética un 25%. Además, prevé disminuir un 4% más su huella de carbono entre los años 2015 y 2020.

Para ello, ha comenzado a implantar ciertas medidas de reducción de las emisiones procedentes de combustibles fósiles y de potenciación de la eficiencia energética en los puertos que gestiona.